Volver a todas las entradas
CRM

Trasladarse a la nube: 8 ventajas para las grandes empresas

¿Listo para migrar a la nube? Nuestra guía explica por qué podrías estar preparado, qué características debes buscar y las grandes ventajas de pasarse a la computación en la nube.

Chloe Lloyd · 27 de julio de 2021
Trasladarse a la nube: 8 ventajas para las grandes empresas

Ir a la sección

Ir a la sección

¿Tu empresa aún se resiste a migrar a la nube?

Aunque la computación en la nube se ha generalizado, las grandes empresas suelen preferir invertir en su infraestructura informática en su lugar de operaciones.

Pero al utilizar la tecnología en la nube, las empresas pueden ahorrar tiempo y dinero, además de aumentar la seguridad de sus datos. Cambiar a soluciones flexibles en la nube significa, en última instancia, que puedes dedicar más recursos valiosos al crecimiento de tu empresa.

Migrar a la nube es un gran paso. Por este motivo, es fundamental saber por qué tu empresa está preparada para la computación en la nube, qué características debes buscar y cuáles son las ventajas de hacer el cambio. Esta guía comparte todo eso (y más).

¿Qué es la computación en la nube?

La computación en la nube significa simplemente que la mayor parte de las funciones de tu empresa utilizan herramientas digitales. Esto incluye plataformas como:

  • Software como servicio (SaaS): Herramientas que tienen una aplicación, ya sea basada en la web o descargada en un dispositivo, y funcionan a través de Internet. Algunos ejemplos son Dropbox, Zoom y las plataformas de gestión de relaciones con los clientes (CRM).

  • Plataforma como servicio (PaaS): Herramientas en las que los desarrolladores pueden basarse para crear su propio software de computación personalizado en la nube. Algunos ejemplos son Microsoft Azure y Amazon Web Services.

  • Infraestructura como servicio (IaaS): En este caso, sólo pagas por la infraestructura que necesitas para hacer negocios en línea. Algunos ejemplos son Rackspace y Google Compute Engine.

La era de la transformación digital hace que cada vez más empresas pasen de las plataformas tradicionales a herramientas en línea flexibles. Por eso se calcula que el mercado de la computación en la nube alcanzará los 362 mil millones de dólares en 2022.

¿Por qué las grandes empresas son reacias a pasarse a la nube?

Antes, los oficinistas ejecutaban programas o aplicaciones desde un software descargado en una computadora de escritorio en una oficina física. Las empresas gestionarían ellas mismas todo lo relacionado con su propio hardware, como las descargas, la instalación, las actualizaciones y la seguridad.

A menudo me viene a la mente el dicho "Si no está descompuesto, ¿por qué intentar arreglarlo? La verdad es que no hace falta que un sistema informático se descomponga para que una empresa decida mejorarlo.

Estas son algunas de las razones más comunes por las que las grandes empresas aún no han hecho el cambio a la computación en la nube.

Las grandes empresas han utilizado tradicionalmente soluciones en sus propias instalaciones.

Algunas grandes empresas prefieren contratar a técnicos internos y responsables informáticos para instalar y mantener el hardware. A menudo se percibe como la mejor solución global, ya que piensan que siempre tendrán personal capacitado a la mano para solucionar los problemas informáticos.

La subcontratación se asocia a veces con costos más elevados, imprevisibles y soluciones poco confiables.

Las grandes empresas con infraestructuras informáticas heredadas también pueden ser reacias a la migración. Es más conveniente seguir con su solución informática actual.

La mayoría ya ha realizado una importante inversión en sistemas heredados (lo que hace más difícil considerar otras opciones). Las grandes empresas que llevan años utilizando el mismo sistema no siempre buscan un cambio. Como resultado, desconocen las opciones de computación en la nube.

Se considera que las migraciones de datos llevan mucho tiempo

¿No es complicado cambiar de sistema informático? Cuando las empresas se plantean cambiar los sistemas informáticos, se preocupan por las repercusiones en la productividad.

Al fin y al cabo, la productividad y el tiempo de actividad repercuten directamente en los resultados de una empresa. Las empresas pueden creer que exportar años de datos es intrínsecamente arriesgado y, a menudo, no vale la pena.

Los procesos de incorporación potencialmente complicados que requieren horas de formación del equipo también son razones para posponer la migración a la nube.

Las empresas no confían en la seguridad de la nube

Gestionar internamente el hardware de la empresa y la seguridad informática da a las empresas una sensación de control sobre la seguridad de sus datos.

Los directivos de las empresas sólo necesitan oír noticias de un hackeo de datos importante para sentirse preocupados. Les preocupa que a su empresa le ocurra lo mismo si almacenan sus datos en la nube.

Las empresas que manejan datos confidenciales también pueden preocuparse por el grado de cumplimiento de las normas de seguridad por parte de los proveedores de computación en la nube. Por ejemplo: las organizaciones de atención médica que manejan datos de pacientes deben extremar la vigilancia sobre la seguridad de sus datos.

La enorme variedad de opciones entre las que pueden elegir

Con tantas soluciones de computación en la nube disponibles, puede ser difícil diferenciar entre características y precios. ¿Cómo saber a quién vale la pena confiar la información más confidencial de su empresa?

Los empresarios con poco tiempo a menudo no saben por dónde empezar a buscar soluciones de computación en la nube. Se rinden antes de empezar.

Ventajas de la computación en la nube para las grandes empresas

1. Accede a los datos cuando trabajes a distancia

Las empresas necesitan soluciones de datos flexibles ahora más que nunca.

Los estudios muestran que el 44% de los empleados trabajan actualmente desde casa cinco días o más. Otro 42% del personal con opción de trabajo a distancia tiene previsto trabajar a distancia más a menudo en los próximos cinco años.

Los programas descargables o el hardware físico simplemente no pueden ofrecer la flexibilidad que ofrece la computación en la nube. Después de todo, sería poco razonable esperar que cada empleado instalara hardware en casa y descargara todos los datos relacionados con la empresa en su laptop.

La computación en la nube libera a sus empleados de tener que trabajar desde una ubicación específica. Cuando todos los datos relacionados con la empresa están en la nube, los miembros del equipo pueden trabajar desde cualquier lugar, siempre que dispongan de conexión a Internet. Ya no dependen del hardware físico de la empresa.

2. Procesos de incorporación sencillos

Migrar tus datos a un nuevo servicio en la nube es sencillo. Una vez que determines los datos fundamentales de tu empresa y la mejor forma de exportarlos, la migración de datos debería realizarse sin problemas. La mayoría de los proveedores ofrecen incluso ayuda para migrar desde sistemas heredados.

Además, las aplicaciones basadas en la nube pueden reflejar más fácilmente la poca experiencia táctil de los compradores. Al igual que ocurre con el software de consumo, las soluciones en la nube suelen implicar un contacto humano mínimo durante el proceso de incorporación.

Busca siempre sistemas de computación en la nube con características sencillas. Las plataformas en la nube fáciles de usar suelen ser mucho más sencillas que el hardware de oficina tradicional, y es más fácil que tu equipo se acostumbre a utilizarlas.

3. Protege tus datos

Una de las principales razones para pasarse a la tecnología en la nube es que las empresas no tendrán que gestionar internamente la seguridad de sus datos.

Los ataques a la ciberseguridad van en aumento. Lamentablemente, también son cada vez más sofisticados. En 2020, sólo en Estados Unidos, se descubrieron 156 millones de registros de información confidencial.

Aquí es donde las soluciones de computación en la nube se imponen a los sistemas heredados. A menudo, las empresas tienen dificultades para gestionar internamente la seguridad de los datos. Puede resultar difícil encontrar y contratar profesionales de ciberseguridad: se calcula que este año quedarán sin cubrir 3,5 millones de puestos de trabajo en este ámbito.

La buena noticia es que la mayoría de los proveedores de plataformas en la nube cumplen las normas de seguridad y siguen estrictos protocolos de seguridad de datos. Mientras investigas diferentes soluciones en la nube, fíjate en:

  • Certificaciones PCI-DSS para cobros
  • Cumplimiento del RGPD de la UE
  • Cumplimiento de las normas de la HIPAA para empresas de atención médica
  • Autenticación de dos factores para el acceso a los datos
  • Cifrado de datos compatible con los últimos protocolos y conjuntos de cifrado seguros
  • Control de acceso que te permite controlar a quién invitar a tu cuenta en la nube
  • Tiempo de inactividad históricamente bajo con interrupciones mínimas
  • Servidores físicos ubicados en varias ubicaciones seguras

Una vez que tengas tus datos en la nube, estarán siempre disponibles mientras tengas conexión a Internet, lo que significa que ya no necesitarás planes de copia de seguridad. Tu proveedor hará automáticamente una copia de seguridad de tus datos.

Tampoco tendrás que preocuparte por las pérdidas de laptops de la empresa y los datos confidenciales a los que podrían acceder los ladrones. Los datos se almacenarán de forma segura en la nube, no en el dispositivo, lo que elimina el problema del robo de datos.

4. Ahorro de costos

Crear y gestionar un centro de datos propio es caro. Tanto para implementar un nuevo sistema como para arreglar una falla, se necesita contratar técnicos.

No importa si contratas a trabajadores externos o a personal de tiempo completo, la contratación y la incorporación de personal informático es costosa y requiere mucho tiempo. Mantener todas las TI en la empresa puede suponer un gasto excesivo para el presupuesto de la empresa.

Cuando almacenas los datos de tu empresa fuera de las instalaciones y en la nube, liberas a tu equipo informático para que dedique más tiempo a otras tareas urgentes. Por ejemplo, en lugar de tener que estar pendientes constantemente de la recuperación de datos en caso de desastre, podrían dedicar su tiempo a implementar esos cambios en el nuevo sitio web de su empresa.

Además, dada la naturaleza flexible de las soluciones en la nube, es probable que tu empresa ahorre dinero en software y hardware físico que realmente no estaba utilizando.

Gartner informó que una gran empresa de materiales de construcción cambió su software heredado de almacenamiento de datos por una alternativa en la nube. Calculan que eso ahorró a la empresa más de un millón de dólares al año.

¿Por qué? Porque las soluciones en la nube crecen a medida que lo hace tu empresa. Sólo tienes que actualizar tu paquete con tu proveedor de servicios en la nube cuando lo necesites.

Los proveedores suelen cobrar en función del número de usuarios, las funciones y la cantidad de espacio de almacenamiento. Es fácil ajustar el paquete a tus necesidades exactas. El acceso completo al CRM Capsule, por ejemplo, te costará sólo 54 dólares al mes por usuario. Es un pequeño precio a pagar por almacenar tus datos de ventas en la nube.

5. Trabaja más eficazmente en equipo

Cuando almacenas todos los datos de tu empresa en un solo lugar, es mucho más fácil para los miembros del equipo colaborar en proyectos y compartir datos fácilmente entre ellos.

Los CRM en la nube, por ejemplo, incorporan funciones de gestión de equipos para ayudarte a contratar y gestionar equipos. Dentro de la función de gestión de equipos del CRM Capsule, puedes asignar fácilmente contactos a una persona o departamento concretos, delegar tareas y revisar la actividad reciente.

Mantener todos los datos de los clientes y de la empresa en un solo lugar también significa que es más fácil para los miembros del equipo cubrir el trabajo cuando otros se van de vacaciones o dejan la empresa.

Te sorprenderá qué tanto más racionalizadas y controladas están las operaciones diarias de tu empresa cuando todo se encuentra en una ubicación centralizada (en lugar de en una pizarra de oficina que todos olvidan actualizar).

6. Gestiona mejor tu flujo de trabajo

Las soluciones en la nube, especialmente los CRM, pueden ayudarte a optimizar el flujo de trabajo de tu empresa e impulsar la productividad de todo el tablero. Es más fácil compartir datos entre distintas divisiones con miembros del equipo de otros departamentos.

Busca sistemas en la nube que te permitan etiquetar tus datos. Por ejemplo, dentro de tu CRM, es posible que desees añadir diferentes etiquetas como ayuda para clasificar y organizar todos los datos que cargues.

Podrías añadir etiquetas a:

  • Oportunidades
  • Socios
  • Clientes
  • Proyectos

...como ayuda para clasificarlos. Las funciones de búsqueda permiten segmentar los datos y elaborar listas con los datos etiquetados.

Como los datos se comparten en tiempo real, las actualizaciones se ponen instantáneamente a disposición del resto del equipo. Esto elimina la necesidad de múltiples conversaciones de ida y vuelta por correo electrónico para solicitar determinados datos.

Las herramientas de análisis y los informes también pueden ayudarte a seguir el hilo de todos los aspectos de tu ciclo de ventas. Prueba utilizar los informes de ventas para conocer a profundidad todos los elementos de las oportunidades ganadas y las perdidas.

Una vez que tengas acceso a un informe exhaustivo, podrás analizar todos los datos relevantes para equipar mejor a tu equipo de ventas de cara a futuras oportunidades.

7. Reduce el tiempo dedicado a tareas repetitivas con automatizaciones

Las herramientas en la nube pueden ahorrarte tiempo en tareas que de otro modo serían manuales y que consumen horas de tiempo productivo durante la semana laboral.

Puedes decidir que, dentro de tu CRM, deseas configurar eventos automáticamente cuando los clientes o los miembros del equipo lleven a cabo una acción específica. En el CRM Capsule, un hilo es una secuencia de tareas que te ayudan a crear flujos de trabajo inteligentes.

En términos básicos: puede seguir el mismo proceso cada vez que se lleve a cabo una acción específica.

Podrías configurar un hilo de acciones para cada situación:

  • Incorporar a un nuevo cliente
  • Un cliente cancela su plan
  • Un miembro del equipo realiza una venta

¿El resultado final? Tu empresa mantiene consistencia en todo el tablero y ofrece a los clientes la misma experiencia en cada interacción.

8. Une a todos tus sistemas

Utilizar un CRM en la nube no significa que tengas que reformar completamente tus sistemas actuales. En lugar de eso, debe facilitarte la vida al vincular tus sistemas actuales para que tengas todo en el mismo sitio.

Los CRM con integraciones en distintas aplicaciones de software vinculan todos sus sistemas y te ahorran la molestia de saltar entre distintas aplicaciones o pestañas de Internet.

Por ejemplo, el CRM Capsule se integra con cientos de aplicaciones en la nube diferentes que gestionan la facturación, el inventario y los puntos de venta. Obtendrás una visión de todo lo que ya estás haciendo, todo en el mismo sitio.

Migra a la nube hoy mismo

Migrar a la nube es una excelente forma de ahorrar recursos y mejorar la productividad.

Cuando se implementan eficazmente, las plataformas en la nube facilitan la gestión de todos los datos de tu empresa. En última instancia, aportará a tu empresa funcionalidad y flexibilidad, algo que ahora es más importante que nunca.

Cuatro de cada cinco empresas afirmaron que su capacidad de resistencia se había puesto a prueba en los últimos cinco años. Dado que el coronavirus está teniendo un gran impacto en nuestra forma de trabajar (y en la forma en que los consumidores compran cosas), la computación en la nube es la forma de crear esa resistencia.

A diferencia de cuando se usa hardware físico, tu equipo podrá acceder a los datos desde cualquier lugar con conexión a Internet, manteniendo altos niveles de seguridad.

Antes de comprometerte con una plataforma, piensa en las funciones, integraciones y herramientas más importantes para tu empresa. Busca una plataforma en la nube que se encargue de todo ello y que, además, demuestre su compromiso con la seguridad de tus datos.

¿Listo para migrar a la nube e impulsar el crecimiento de tu empresa? Prueba el CRM Capsule gratis por 14 días y nota la diferencia tú mismo.

Qué leer a continuación